Si se quiere, ¡se puede!

Ross Gardner nunca podrá olvidar el día en que llegó al aeropuerto para abordar un vuelo con destino a Las Bahamas. Él, que actualmente tiene 39 años, lo único que quería era relajarse en un lugar agradable. Sin embargo, se sintió muy humillado cuando un miembro del personal le informó que debía pagar otro boleto o no lo dejarían abordar, pues su cuerpo era demasiado grande como para caber en un asiento. Y es que su dieta era increíblemente calórica.

Gardner consumía hasta 15,000 calorías diarias, consistentes en cerca de 2 litros de Jack Daniels, y hamburguesas y pizza a altas horas de la madrugada para combatir la resaca.

avion2

Esta cantidad de calorías era 6 veces más de lo recomendado para un hombre adulto. Pero las malas noticias no pararon ahí, pues su médico le dijo que si seguía comiendo de esa manera, no viviría más de 3 años.

avion3

Fue cuando decidió hacer un cambio extremo.

Redujó su dieta de 15,000 calorías a solamente 2,000, además de someterse a rutinas de gran intensidad todos los días en el gimnasio. En 10 meses había logrado bajar 15 kilos de peso y tiempo después, también se hizo una cirugía para deshacerse de la piel sobrante, que por sí sola pesaba unos 3 kilos.

avion4

De usar ropa talla extra grande y no poder ni agacharse para atarse las agujetas, pasó a verse así:

avion5

Hoy, su meta es recibirse como quiropráctico para ayudar a más personas en la misma situación a llevar una vida más saludable.

Si el artículo te gustó, no te olvides de comentar y compartir.

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Cargando...