Aunque sus compañeros se reían de el, su objetivo siempre fue claro.

Es fácil criticar a las personas cuando no eres tu el que se encuentra en sus zapatos. Si no conoces a alguien y ni siquiera tienes idea por lo que esta atravesando en su vida, no tienes el derecho a juzgarlo. Si se tiene tiempo para mofarse de alguien, de seguro se puede invertir bien ese tiempo en ayudarlo.

La historia que estamos por ver trata de un chico del cual sus compañeros se reían de el por su música. No cantaba porque fuera su pasión y definitivamente tampoco cantaba muy bien, pero de algo estoy seguro, cantaba con el corazón.

compañeros se reían

Tiene mas de una razón para hacerlo y si alguien le presta un poco de ayuda en vez de reírse de el, le cambiarán la vida.

Si el video te gustó, no te olvides de comentar y compartir.

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Cargando...