¡Mucho cuidado con lo que haces!

Una familia estaba tomando lo que ellos pensaban que eran imágenes divertidascon una supuesta boya varada, eso pensaron los padres de este par de pequeños traviesos en la playa. Poco después, al indagar en los elementos partícipes de la imagen, se dieron cuenta que se trataba era de una mina que quedo sin explotar, procedente de la segunda guerra mundial.

Kelly Gravell estaba teniendo un día de playa, cerca de Puerto Burry, País de Gales en conjunto con su marido y sus dos hijos cuando vieron algo en la distancia que llamó toda su atención para tomar fotos divertidas.

cfe2a9ca718f9b34930e55528b46cb46_bomb1_800_0

Cuando se acercaban a él pudieron ver que se trataba de un acúmulo grande, metálico, y en forma esférica. Ellos asumieron que era una especie de boya que se había detenido en la playa misma. Ellos decían: “Estábamos fascinados por los destellos que resaltaban ella”. La familia completa se tomó algunas fotos al lado de la gran mina y también tomaron fotos individuales de su hijo de 4 años de edad, tocando las mismas.

Pero ¿De qué se trataba?

Cinco días más tarde, los funcionarios de la zona Pembrey Country Park anunciaron que habían hallado una mina sin explotar a la orilla del mar. Un amigo de la familia que había visto fotos de Kelly y sus hijos en su viaje, pudo relacionar la supuesta boya, con esta verdadera mina que dices es proveniente de la segunda guerra mundial. Kelly y su marido no podía creer la noticia tan impactante.

Días posteriores, un grupo de artificieros enviaron esta gran mina a lo lejos de la playa, donde programaron la detonación de la misma bajo una explosión controlada. Kelly asegura pensar doblemente antes de volver a jugar con un elemento desconocido en sus próximos viajes.

Si el artículo te gustó, no te olvides de comentar y compartir.

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Cargando...