La Mujer Que Simplemente Dejó Dejó De Existir Sin Dejar Rastro Alguno

En la historia abundan casos sobrenaturales e increíbles sobre asesinatos muy bien preparados que ponen las cosas muy difíciles a las autoridades.

De hecho, muchos de los casos de crímenes que solemos ver en las películas más actuales, están basadas en casos reales que han sucedido a lo largo de la historia. Algunos mucho más macabros que otros, todos han tenido un componente siniestro que los ha hecho horribles. Sin embargo, hay otros que quedaron sin resolver.

El 9 de febrero del año 2004, una chica llamada Maura Murray salió de la Universidad de Massachusetts Amherst para dirigirse a casa de su familia. Momentos antes de partir, había mandado un correo electrónico a sus profesores ya migos indicando que tendría que ausentarse durante una semana debido a una emergencia familiar.

La susodicha, que disponía de vehículo propio, decidió salir con destino a la casa de sus padres. ¿Quiere saber qué ocurrió entonces? ¡Pues no dude en seguir leyendo!

Desgraciadamente, la chica jamás llegó a su destino. Maura tuvo un accidente grave en la autopista 112, en New Hampshire.

Lo curioso es que cuando se investigó la escena del accidente, revelaron que la supuesta emergencia familiar jamás había existido, así que las autoridades decidieron comenzar a buscar el cadáver de la chica en la zona del accidente, pero tampoco encontraron su cuerpo. En ese momento, todo empezó a torcerse un poco.

De acuerdo con el relato del conductor de autobús que informó a las autoridades sobre el accidente, la estudiante de 21 años se encontraba junto a su auto asustada debido a lo ocurrido, en silencio. Cuando el conductor se ofreció para brindarle ayuda y le preguntó si necesitaba algo, la chica respondió con un “no” rotundo. Pensando que igual estaba conmocionada, el conductor decidió llamar a las autoridades, pero cuando estos llegaron no había ningún rastro de la joven.

En las inmediaciones del accidente no se encontró ningún rastro de huellas, marcas o signos de lucha. Pareció ser, por lo tanto, que la joven había decidido marcharse de alguna forma, pero al no encontrar nada, parecía como si se hubiera “desvanecido”.

Durante algún tiempo se llegó a pensar que quizás se había montado en otro automóvil, pero nunca se volvió a ver a la chica. A pesar de la constancia del FBI por involucrarse en la búsqueda, Maura jamás se encontró.

Hubo diversas teorías que apuntaban a una posible “abducción extraterrestre”, aunque no hubo ningún avistamiento y la región estaba muy poco poblada, por lo que era comprensible que nadie hubiera visto una nave. Otras conjeturas propusieron un secuestro, un asesinato muy bien encubierto o incluso la retención por alguna agencia secreta. Pudo ser que alguien ya estuviera en el coche con ella, la raptó y se la llevó fuera del país bajo amenaza, sin dejar rastro.

Al contrario de las teorías mencionadas, las autoridades sostuvieron que probablemente pudo tratarse de un caso de escape voluntario, pues este sería el segundo accidente en un lapso de tres meses vinculado al consumo de alcohol. No obstante, la ausencia de huellas o pistas hizo que la familia no se convenciera totalmente ante tales teorías, y actualmente, 12 años después, todavía esperan el regreso de Maura, que si no está muerta, puede estar cualquier otro lugar del país, o del mundo.

Sabemos que Murray era una chica encantadora, estudiosa y de porte atlético, pero, ¿escondía algún secreto su sonrisa que quizás no sabíamos? Durante su tiempo en la Universidad de Massachusetts, Murray se topó con algunos problemas legales, y fue acusada incluso del uso indebido de una tarjeta de crédito unos meses antes de su desaparición, así como el uso de varias tarjetas de crédito robadas. En los días previos a su desaparición, Murray envió un correo atípico a los profesores diciendo que no asistiría a clase, alegando una muerte en su familia.

Pero no hubo ninguna muerte, y nada más que unas pocas búsquedas en internet y una llamada telefónica a una propiedad de alquiler en Vermont para ofrecer alguna pista sobre dónde pudo dirigirse Murray o por qué. El conductor del autobús que trató de ayudar a Murray (o una mujer que encajaba con la descripción), vio cómo tenía un móvil en la mano como para realizar una llamada, sin embargo, en esa zona remota era muy escasa la cobertura. No hubo avistamientos de cualquier otro vehículo, ni huellas en la nieve fresca

En definitiva, se cree que Murray puede seguir viva en algún otro lugar. Ha habido supuestos avistamientos de ella en Montreal, al igual que testimonios de personas que afirman de haberla visto en estos 12 años que lleva desaparecida. Si Murray tuvo problemas con el juego sucio, ¿dónde están las evidencias? ¿Cómo no se han podido aportar pruebas en todo este tiempo sobre el asunto? Y si Murray decidió desaparecer por su propia voluntad, ¿a qué se debe? ¿Podrá salir alguna vez de su escondite para contarlo? Habrá que esperar.

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Loading...