Los 3 Tipos De Almas Gemelas Que Tendrás A Lo Largo De Tu Vida

Cada uno te enseña algo que no podrías haber aprendido de otra forma.

A lo largo de nuestra vida nos encontraremos con diferentes personas y cada una de ellas tendrá un impacto único y especial en nuestra vida. Algunos entrarán y se irán de nuestra vida con rapidez, otros se quedarán un rato largo y algunos se quedarán para siempre. Sin embargo, no importa el tiempo que sean parte de nuestra vida, sino las enseñanzas que nos dejan y la forma en la que nos marcan.

almas gemelas

Estos serán los 3 tipos de almas gemelas que tendrás en esta vida… ¿te has encontrado con alguno de ellos o aún no?

1. La persona que te enseña la importancia del amor, pero no se queda contigo

Esta será la primera persona a la que amarás. No te quedarás para siempre con él o ella, pero te enseñará grandes y poderosas lecciones sobre lo que significa amar y ser amado. No será una relación sencilla, especialmente porque implica aprender y cambiar cientos de creencias que tenías sobre lo que realmente era el amor. No significa que no ames a esta persona de verdad, simplemente significa que tienen un propósito específico en tu vida y cuando ese propósito se cumple, es hora de dejarlos ir de tu vida.

2. La persona que llega en el momento indicado

A esta persona la conocerás meses o incluso años después. Te encontrará en un momento en el que ya eres maduro emocionalmente y en el que estás listo para comprometerte. Has aprendido las lecciones necesarias y sabes cómo abordar una relación de forma madura. Esta persona te hace increíblemente feliz y te convierte en mejor persona. Juntos se impulsan a seguir avanzando y creciendo y a pesar de las dificultades siempre vuelven a encontrarse en un punto medio. 

3. La persona que se convierte en tu mejor amigo

Este es otro tipo de alma gemela, incluso si el amor que se comparte no es romántico y si no existe atracción física. Tu mejor amiga o amigo es una persona especial con la que compartes una conexión innegable. Estoy segura que has pasado por esto: pueden pasar semanas o meses sin hablarse, pero cuando se reencuentran, es como si nada hubiese cambiado. La conexión es tan profunda que los llevas contigo, en tu interior, a donde quiera que vayas.

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Loading...