La Terrorífica Historia Del Chef Que Cocinó A Su Esposa

Los hechos ocurrieron en 2009 y el Chef, David Viens, en 2012 fue condenado a 15 años de cárcel.

El matrimonio de David y Dawn se trasladó a California desde Florida. Trabajaban juntos en su restaurante, el Thyme Contemporary Café, en Long Beach, California. El Chef Viens tenía un largo historial por tráfico de drogas en Florida y Vermont, pero parecía haber reconducido su vida tras haber ayudado a la policía a detener a varios narcotraficantes.

Al parecer, al poco tiempo de iniciar su nueva vida, David empezó a comportarse de una manera posesiva y violenta con su esposa.

Dawn le confesó a un amigo que quería huir de su lado. Iba reuniendo un pequeño capital, que este amigo le guardaba, para poder empezar lejos de su marido. Después de una violenta pelea, según la declaración del chef, la inmovilizó atándola de pies y manos y le tapó la boca con cinta adhesiva. Acto seguido se acostó. A las cuatro horas, se despertó y fue a ver a su esposa encontrándola muerta.

A Dawn le había sobrevenido un vómito y al tener la boca tapada se asfixió. Según explicó él mismo, en ese momento no supo que hacer y decidió que lo mejor era deshacerse del cuerpo y explicar a todo el mundo que su mujer había huido porque no quería acudir a un centro de desintoxicación de drogas.

Para hacer desaparecer el cadáver, recordó una conversación que había tenido con su hija, fruto de su primer matrimonio, en la que hablaron, en broma, de que la mejor manera de deshacerse de un cuerpo era cocinándolo.

Se fue a su restaurante, puso un enorme barril metálico a fuego lento e hirvió el cadáver durante 4 días. La carne fue desprendiéndose hasta quedar únicamente los huesos. Los restos los echó por una alcantarilla o los mezcló con basura del local. Únicamente el cráneo, del que no sabia como deshacerse, dijo haberlo enterrado en el jardín de su madre, aunque nunca fue hallado.

La policía, alertada por los amigos de Dawn, investigó el caso pero no encontró nada sospechoso. David se había encargado de poner un mensaje desde el móvil de Dawn a un familiar explicando que había huido. Sin embargo, una noche que se emborrachó, contó la verdad a su hija. La chica horrorizada le dijo que iría a la policía. El Chef, asustado, decidió suicidarse y se tiró por un acantilado de 80 pies (24’4 metros).

David no murió, pero quedó prácticamente imposibilitado. Tras su recuperación, la policía lo detuvo y él confesó. Había cocinado a su mujer para hacer desaparecer el cuerpo. Aunque en el juicio lo negó, ni el juez ni el jurado lo creyeron y fue condenado sólo a 15 años de cárcel ya que sí se dio por buena la versión de que en realidad no había querido matarla.

Si el artículo te gustó, no te olvides de comentar y compartir.

¿Qué Opinas?