La Ciudad Romana Que Fue “Las Vegas” De La Antigüedad, Ahora Esta Sumergida Y Luce Impresionante

Bayas, fue la ciudad más famosa del Imperio Romano durante siglos.

Una ciudad con concepto de Las Vegas en donde los más poderosos que poseían grandes riquezas, acudían para disfrutar su fortuna y pasar un momento de ocio, corrupción y lujo que este sitio ofrecía.

Bayas fue construida en la península de Cumas, originalmente como un puerto. Se consideraba un resort de lujo que se convirtió en el lugar de vacaciones preferido entre los miembros prominentes de la aristocracia romana como Marco Antonio, Calígula, Julio César, Septimio Sever y Nerón, la gran mayoría tenían su casa ahí, las fiestas en la playa eran legendarias pero nada se igualaba con las competiciones de bebedores.

Augusto, el primer emperador, convirtió gran parte de la ciudad en una residencia imperial, esto llamó aún más la atención de las clases poderosas y aunque la ciudad ya contaba con atractivos, las piscinas de sus villas privadas que mandó a construir el emperador, eran envidiables.

Bayas es una ciudad con mucha historia, a mediados del siglo I, Nerón construyó su propio palacio mientras que en el 138, Adriano murió. El lugar era muy frecuentado por los emperadores. Por su cuenta, Calígula, construyó un puente de barcas de casi 5 kilómetros de largo, mismas que estaban unidas con tablas y niveladas con arena, estas atravesaban todo el golfo hasta el puerto de Puteoli.

Aunque muchos lo tacharon de ¨loco¨ por su excéntrica idea, la verdad es que los historiadores que aun muestran los restos de este puente a los turistas, aseguran fue una idea revolucionaria y brillante que convino mucho a la ciudad.

Debido a la actividad volcánica subterránea, gran parte de Bayas ahora se encuentra bajo el agua pues dicha actividad cubrió de agua caliente la superficie de la ciudad, fue así como la capital imperial de libertinaje y vicio, llegó a su fin. Fue en el siglo XVI cuando toda la tierra cayó unos seis metros como una placa, un proceso conocido como bradisismo, causado por el vaciado de la cámara de magma subyacente.

Fue gracias a Tito Livio que Bayas adquirió fama como centro de tratamiento de enfermedades a partir del siglo II a.C. y se extendió por la península Itálica.

La ciudad comenzó a decaer en 1500 debido a una plaga malaria, en ese entonces quedó completamente desierta, a pesar de ello en el siglo XVI, el castillo de Baja para Carlos V fue construido sobre las ruinas del palacio imperial romano por Pietro di Toledo.

La ciudad terminó sumergida en el siglo XVI debido a la actividad volcánica y varios terremotos. Actualmente es un parque arqueológico subacuático, tan impresionante que atrae anualmente a miles de submarinistas. Es impresionante mirar bajo el agua se pueden ver numerosas esculturas, mosaicos, restos de edificios y calzadas, este recorrido es posible en un barco turístico con fondo transparente, también practicando snorkel y submarinismo. Es desde la orilla hasta los 15 metros de profundidad que los restos de la ciudad están extendidos.

Fuera del agua se pueden apreciar ruinas como el circular Templo de Mercurio, al que también se le conoce como Templo del Eco por sus propiedades acústicas, es considerado el poseedor de la mayor cúpula del mundo con 22 metros de diámetro, está hecho de un solo bloque de toba y argamasa. Como lugares de mayor interés en tierra firme también están el templo de Venus y el Templo de Diana.

¿Qué te parece? ¿Te gustaría visitar las ruinas de esta ciudad?

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Loading...