El perro volvió a demostrar por qué es el mejor amigo del hombre.

En esta ocasión, un perro de la raza Doberman sacrificó su vida para salvar a su familia compuesta por ocho personas en la India.

El can peleó contra cuatro cobras de la montaña hasta acabar con todas, pero minutos después de su victoria murió, ya que no pudo resistir los efectos venenosos de las mordidas de sus contrincantes.

De acuerdo con las investigaciones del triste hecho, las serpientes trataron de colarse a la casa de los Dibakar Raita, ubicada en la villa Sebekapur en India.

En el lugar donde Dibakar y su familia vivían, era una zona conocida por existir muchas cobras venenosas que si bien nunca se habían acercado a la casa de Dibakar, hubo un día que si lo hicieron, de ahí en adelante, todo cambiaria.

Cuatro peligrosas serpientes habían salido de su nido luego de una ligera lluvia. Lo peor de todo era que habían entrado al patio de la casa de Dibakar, lugar donde estaba jugando un niño de apenas 3 años y no se había enterado de la situación de peligro.

En cuanto las cobras vieron al niño lo quisieron morder, lo vieron como una amenaza y lo decidieron atacar aunque justo cuando una se puso en modo de ataque, el perro de Dibakar y amigo del pequeño, se lanzó al ataque y mordió a la serpiente. Las otras al ver el hecho, decidieron atacar al perro.

El perro era su guardián y no cabe duda que cumplió muy bien su misión, ya que ninguno de sus dueños salió herido.

defender

“Estoy totalmente impactado, el hizo un gran sacrificio por mí y mi familia. Lo recordaré hasta el día que me muera. Le rezo a Dios que su alma descanse en paz”, dijo muy emocionado el dueño del Doberman, el que alcanzó a estar con ellos solo unos meses.

Después de ese hecho, Dibakar renombró a su perro como Karty, un Dios hindú de la guerra y la victoria llamado Kartykeya.

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario