Su increíble acto de bondad se ha hecho viral en las redes sociales.

Caleb Francis es un joven de 18 años que trabaja en una de las tantas sucursales de Taco Bell en los Estados Unidos. Cuando uno de los clientes le tomó un vídeo mientras se comunicaba mediante lenguaje de señas con un hombre que parecía un poco confundido, nunca se imaginó que causaría tanto impacto.

En la secundaria, Caleb optó por aprender este modo de comunicarse como materia electiva, ya que no quería entrar a las mismas que elegían sus otros compañeros: francésespañolclases de cerámica… todo eso le aburría.

senas-portada

En realidad esta habilidad le ha resultado mucho más útil de lo cualquira habría creído.

Una vez que su vídeo se hizo viral en Internet, Channel 5 News lo buscó para hacerle una entrevista y preguntarle como había aprendido el lenguaje de los sordomudos.

Aunque al principio no le emocionaba mucho, dice que terminó amando poder hablar con sus manos.

Jimmy Dickens, gerente del establecimiento, dice que contrató justamente a Caleb por esta habilidad tan útil, que le ha permitido relacionarse mejor con los clientes.

Desde que trabaja en el local, le ha tocado atender a tres clientes sordos y todos quedaron encantados por la atención.

señas2

Ahora, todos ellos suelen regresar al restaurante solo para que Caleb les tome la orden.

Si el artículo te gustó, no te olvides de comentar y compartir.


Cargando...