La intolerancia es moneda corriente hoy en día.

En un centro comercial de ConnecticutEstados Unidos, una mujer se encontraba almorzando en un local de hamburguesas. Con ella llevaba a su bebé, quien pronto sintió hambre y le pidió que lo alimentara.

Como es natural, la joven madre comenzó a amamantarlo para que se calmara, un acto que ya todos deberíamos estar acostumbrados a ver como algo perfectamente normal. No obstante, un sujeto que se encontraba en la tienda reaccionó extremadamente mal al verla y comenzó a agredirla.

img_rquelart_20160617-114506_imagenes_lv_otras_fuentes_agresion_madre_amamanta-k7n-U402569510564Et-992x558@LaVanguardia-Web

El tipo pretendía que ella se cubriera y que dejara de darle de comer a su bebé. Le dijo cosas muy ofensivas como “que ella era asquerosa” y que lo hacía “también era algo asqueroso”. Cuando parecía que nadie saldría en su defensa, otra chica que estaba en el lugar y los mismos empleados llegaron para ayudarla. La otra mujer encaró al hombre y le dijo a ella que no se preocupara, que nada de lo que estaba haciendo estaba mal. A continuación, los trabajadores le pidieron al sujeto que saliera.

La madre se sintió tan agradecida con este acto de apoyo, que no dudo en subir su experiencia a Facebook, en donde fue compartida miles de veces

Si el artículo te gustó, no te olvides de comentar y compartir.

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Loading...