Este Cachorro No Pudo Ser Policía Por Ser Demasiado Amable

Todos hemos visto lo amenazantes y atemorizantes que los perros policías pueden llegar a ser.

Desde olfatear narcóticos hasta derribar sospechosos de una mordida, su trabajo es amplio y muy preciado.

Cuando era apenas un cachorro de unos meses de edad, Gavel se unió a las fuerzas policiales de Queensland, Australia. Según el mensaje de bienvenida del gobierno local en ese entonces, el perro estaba “destinado a volverse un activo del Estado y de la comunidad”

El pequeño pastor alemán aparecía en una de sus primeras fotografías junto a un grupo de ciudadanos condecorados por su valentía junto al gobernador. Acababa de llegar y ya estaba en las fotos oficiales del gobierno.

La página de Facebook del gobernador local siguió publicando actualizaciones sobre Gavel, una de las fotos de esa cuenta lo muestran en su primera noche en la Academia de Servicio Policial de Queensland, pero no se veía muy feliz. El pequeño cachorro no le gustaba el entranamiento de morder y atacar.

“El solo quería jugar y correr”

En otras fotografía aparecía acostado en el piso o jugando, siendo muy amistoso con los visitantes. No parecía que su trabajo como policía estuviera asegurado.

Fue así que Gavel – quien para entonces ya vivía en casa del gobernador- fue destinado a otra misión más acorde a su amigable personalidad. En febrero firmo un “contrato oficial” como perro de ceremonias del Estado.

Ahora su trabajo consiste en “saludar a los visitantes y a grupos de turistas de la Casa de Gobierno de Queensland”, a decir de 7 News.

La bonita actitud de este hermoso cachorro lo convirtió en una celebridad en su estado natal. Si te ha gustado esta historia no olvides compartirla y apoyarnos con un Me Gusta. Déjanos tus comentarios.

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Loading...