Esta Chica Se Operó La Mandíbula Y La Dentadura, Es Tan Radical Su Cambio Que Ni Ella Puede Creerlo

¿Habrías hecho lo mismo?

Ellie Jones, de 20 años de edad, era una chica chica muy insegura de su apariencia. Una deformación facial congénita en su mandíbula le impedía corder correctamente, además de darle un aspecto extraño a su rostro.

A los ocho años su mandíbula había dejado de crecer y desde entonces se le dificultaba masticar sus alimentos. También tuvo que usar aparatos dentales para alinear su sonrisa. Esto ocurrió a los 14 años, cuando acudió con un cirujano maxilofacial en Gales para arreglarse la mandíbula. Ese sería tan solo el principio de un cambio asombroso.

mandíbula2

A los 16 años tuvo su primera operación y fue tan dolorosa, que ni siquiera podía hablar sin quejarse.

Ellie tuvo que usar un bloc de notas para comunicarse, debido a que su mandíbula estaba tan hinchada que solo podía articular unas pocas palabras. También tuvo que alimentarse a base de batidos y otras comidas líquidas. Cuando por fin pudo comenzar a hablar de nuevo, tenía un ligero ceceo que por suerte solo fue temporal.

A los seis meses de la cirugía se encontraba mucho mejor, pero todavía no estaba satisfecha. Los huesos de su mandíbula habían sido cortados para arreglar su mordedura, pero todavía estaba la cuestión de su apariencia. Así que decidió someterse a una operación estética que tuvo maravillosos resultados.

mandíbula3

Su cambio es uno de los más sorprendentes y tan radical, que en su país han llamado al suyo “el caso del patito feo“. Lo más importante es que Ellie ahora puede sentirse bien con ella misma.

La joven, quien vive con sus padres y su hermana mayor, ha incrementado mucho su autoconfianza y se ha animado a hacer un montón de cosas que no habría hecho antes, como inscribirse a clases de baile. Además, ha comentado que uno de sus sueños es ser fotógrafa y que se siente preparada para lograrlo.

mandíbula4

Más allá de su aspecto físico, lo cierto es que su historia nos deja una importante lección. Emma Woolley, su cirujana, advierte que muchas personas en el mundo no saben que tienen su mandíbula deformada y tienen problemas para hablar o comer.

“Cuando no se tratan una edad temprana, puedes tener inconvenientes reales a lo largo de su vida. Estoy contenta de ver como la cirugía ha marcado una diferencia notable y le ha devuelto su confianza a Ellie”.

Si el artículo te gustó, no te olvides de comentar y compartir.

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario

Loading...