Se sabe que las arañas grandes y venenosas en Australia.

Son una vista bastante común, pero jamás se imaginaría ningún australiano llegar a su casa y encontrar una araña de este tamaño esperándolo en casa.

Gavin Shill es el orgulloso dueño de una compañía de exterminio de pestes en Bribane, Australia; y pensó que había visto todo hasta que recibió una llamada bastante agitada en donde un hombre pedía que viniera a matar a una araña gigante. Al principio no entendió, pero llegó a la casa directo a ver algo como esto.

En 17 años, este hombre jamás había visto algo como esto. Se trataba de una araña conocida como Manshunt, y aunque llegan a ser muy grandes, esta medía unos 25 centímetros por 20 centímetros, y llegó a poner bastante nervioso a Gavin mientras trataba con ella.

Aunque al final, tuvo la amabilidad de no matar algo tan singular, así que la libero en el jardín.


Cargando...