Su Esposo La Descubrió En La Cama Con Su Amante ¿Lo Que Hizo Después? Ninguno Lo Esperaba…

La historia de Esmeralda es tan sorprendente como romántica y nos demuestra que cuando se trata del amor, no todo está escrito.

Ella era una mujer casada con Sergio, a quien consideraba “el hombre de su vida”, pero todo cambió cuando conoció a Diego, quien le cambiaría la vida para siempre.

Ella comenzaba otro día de su monótona rutina, cuando abordó el autobús para ir hasta su trabajo. Allí, se encontró con un hombre rubio y de ojos verdes, cuya mirada la cautivó desde el primer momento.

Hacía no mucho que había entrado a trabajar a una empresa como secretaria, por recomendación de su marido. Sin embargo, Esmeralda se sentía estancada en ese empleo y también en su matrimonio, pues solo se había casado con él para complacer a sus padres.

En el transporte público, después de cruzar miradas con ese apuesto hombre de ojos verdes, no pudo parar de pensar en él camino al trabajo. Cuando volvía a casa, volvió a encontrarse con él en el mismo autobús y no pudo resistir la tentación de hablarle. Sobretodo cuando se dio cuenta de que se había sentado a su lado y estaba mirándola. Con disimulo, dejó caer unos documentos que llevaba y el desconocido, solicito, los recibió por ella.

Ambos se sonrieron.     

—Te veo bastante por aquí —le dijo Esmeralda, para hacer conversación.

El hombre se presentó como Diego y entonces, comenzaron a hablar como si se conocieran de siempre. Supo que él estaba casado y a punto de ser papá. Sin embargo, eso no impidió que siguieran conociéndose a partir de ese día.

Con el paso del tiempo, la mutua atracción que sentían se convirtió en algo más. Comenzaron a salir y cuando iban en el autobús, se tocaban mutuamente, excitados con la idea de ser descubiertos. Más adelante se atrevieron a tener relaciones cerca del lugar de trabajo de Esmeralda.

Un día, sabiendo que su marido estaba trabajando, ella lo invitó a su casa para que estuvieran juntos.

Justo en ese momento regresó su esposo… y lo único que hizo fue quedarse mirándolos.

Para sorpresa de Esmeralda, no solo no se molestó. Sino que le confesó que siempre había fantaseado con tener un trío y acabó uniéndose a ellos. Ese extraño momento lo cambió todo.

Sergio y Esmeralda se separaron sin problemas, y Diego hizo lo mismo con su pareja, aunque continúo manteniendo a su ex mujer y a su hijo.

Ahora, los dos viven muy felices en su nuevo matrimonio… y de vez en cuando, se reúnen con Sergio para hacer las cosas más interesantes.

¿Qué Opinas?