8 Imágenes Microscópicas Definitivamente Sorprendentes Que No Puedes Dejar De Ver…

Como seres humanos, cada uno de nosotros avanzamos en nuestra vida cotidiana completamente ajenos al mundo microscópico que nos rodea.

Y lo cierto es que es casi mejor no saber nada de él, porque la mayor parte de todas esas fotografías microscópicas revelan algo similar al mismísimo infierno. Objetos tan cotidianos y banales, como la simple almohada que tienes situada en la cama, puede contener cantidades ingentes de microorganismos que, no se ven a simple vista, pero que vistos de cerca, cambian mucho.

En este artículo hemos recopilado las 8 fotografías vistas con microscopio que muestran algunos de estos horrores, pero que a la vez son igualmente hermosos.

1. Tu almohada

Las probabilidades de que haya al menos una almohada en tu cama en estos momentos es muy alta. Reposas la cabeza en una de ellas casi todas las noches (a excepción de cuando amaneces tirado en el suelo), ya que es un lugar de calidez, confort y seguridad; no podrías estar más equivocado. Hay miles de millones de ácaros viviendo dentro de tu almohada mientras hablamos. Además, puedes tener la certeza de que se arrastran por toda la cara, oídos y nariz mientras duermes. Se alimentan de las células muertas de la piel, y están presentes en todo el polvo de la casa.

2. Gusanos de ventilación hidrotermal

Los gusanos hidrotermales son tan pequeños que no los podemos ver. Viven alrededor de los respiradores de la llanura abisal, en el fondo del océano, que es probablemente otra razón por las que puedes verlos. Tras una inspección más minuciosa, estos gusanos dejan claro que esa zona es un lugar del que hay que estar bien alejado. Además, si te cuentan que arrebatan el alma a los niños y los transporta al inframundo, no te sorprendería, ¿verdad? Afortunadamente, sus bocas tienen menos de un milímetro de ancho, pero ten la seguridad de que, si pudiera, devoraría todo lo que hay a su alrededor.

3. Tu lengua

Alguna vez te has tocado la lengua con los dedos, ya que es algo que no se puede evitar, sobre todo en los niños pequeños. Recuerda la siguiente imagen cuando te vayas a dar un beso húmedo con tu pareja, porque tienen ese aspecto. La lengua humana está cubierta de pequeños picos llamados papilas filiformes. Hace un montón de cosas útiles, como detectar la presión y ayudar a manipular la comida en la boca. Imagina besar a alguien con todas esas espigas que se entrelazan como una cadena de bicicleta, qué desagradable…

4. Polillas y mariposas

Las mariposas son los insectos más adorables del mundo; sus preciosas alas parecen vidrieras y conforman unos patrones bastante ingeniosos. ¿Por qué, naturaleza? ¿Por qué les das a algo tan bonito una cara tan aterradora? ¿Por qué tiene plumas en la cara? ¿Y 5.000 ojos? Bueno, sus rostros no son mucho más bonitos cuando son bebés, lo que normalmente es una regla del reino animal. Esta foto muestra una oruga de cerca, ¿qué te parece?

5. Un ojo humano

Cuando conoces a alguien por primera vez, sus ojos son una de las primeras cosas en las que te fijas, y por buenas razones. Los usamos para expresar emociones y establecer con quién estamos hablando. Visto bajo el microscopio, es igualmente increíble. Parece una imagen sacada de un bosque en llamas mientras el sol se pone por el fondo. Sin embargo, todas esas pequeñas ramificaciones son los nervios del ojo, y el color anaranjado y rojizo es lo que conforma el iris.

6. Tus pestañas

Las pestaña solo son una pequeña porción de vello, ¿verdad? Seguramente no hay nada extraordinario que destacar aquí. No se trata tanto de las pestañas, sino en las diminutas criaturas que viven en su interior. Se llaman Demodex, y son ácaros que viven en las pestañas de todo el mundo. Se alimentan de células muertas de la piel y el aceite que se acumulan en los folículos. Salen durante las noches para reproducirse, y luego vuelven a sus folículos para poner hasta 25 huevos. Has leído bien, se ponen tiernos encima de tu cara, y ponen huevos dentro de ti.

7. Placa dental

Tus dientes están llenos de bacterias, totalmente repletos. La placa está compuesta al 100% de estos “productos bacterianos”, que es la forma agradable de decir “deposiciones de bacterias”. Así que, básicamente, tienes una fina y pastosa mezcla de excrementos y criaturas, y si no te los cepillas, crecen rápidamente. Poco a poco, comienzan a construir sociedades. Ocho horas es tiempo suficiente para que las bacterias arañen el esmalte de tus dientes con sus excrementos.

8. Tus cejas

Similares a las pestañas, las cejas humanas son caldo de cultivo para cantidades ingentes de bacterias de aspecto desagradable. Los ácaros de los folículos tienen ochos patas que terminan en garras, ojos simples y bocas como agujas. Ya que se alimentan de las células muertas de la piel y secreciones glandulares, se clasifican como carnívoros. Únicamente viven de 19 a 23 días, pero, como ya hemos mencionado, les da tiempo a aparearse y poner huevos.

 ¿Crees que hay cosas que es mejor no saber?

Fuente: Giphy / YouTube – NEW – HACKS!!!ChuckBoomBuckSuperMardeeOMarko AndrussTEX REX Tops – Paraloscuriosos

¿Y tú que opinas? Deja tu comentario